Tania C.

Lo que más me ha gustado del servicio de nutrición es que hemos estado trabajando tiempo para ver cuál era el problema real, sin precipitarse a dar pautas demasiado duras o intentando hacer que cambie totalmente, al revés, primero se me ha ido conociendo y poco a poco hemos ido cambiando las conductas menos óptimas.