Sobre NutriTándem y yo

Home » Sobre NutriTándem y yo

CONÓCENOSSOBRE NUTRITÁNDEM

Toda historia tiene un comienzo y el comienzo de NutriTádem fué hace ocho años en un piso tan diminuto como una caja de zapatos del cual la cama salía de la pared y ya no podías usar el sofá 🙂 (nunca olvidaré esa etapa de mi vida).

Por aquellos tiempos yo estudiaba farmacia, y fue durante las practicas, en las que «receté» revisar su alimentación a una clienta que venia comprarse una caja de un conocido complejo multivitamínico (se encontraba muy cansada) y por lo que me cayó la del pulpo por parte del dueño de la farmacia, en el que tuve muy claro que mi lugar con la salud y mi misión, no tenia nada que ver con la cruz verde y la serpiente con la copa. 😉

Cuando pensé en estudiar nutrición lo comenté con algunas personas cercanas y su respuesta fue siempre la misma «¡Te vas a morir de hambre!». Y es que era verdad 😀 , por aquel entonces yo misma veía la figura del nutricionista como alguien que prohibía, vivía pegado a una báscula y era lejano a sus pacientes, un médico más de los que dan ibuprofeno por las buenas aun sin escuchar exactamente la preocupación del paciente que tienen en frente. Tenia claro que yo no quería ser así, trabajar así… 🙁

Yo no creía en dietas, no las confeccionaba siempre que podía, directamente, no quería vender potingues, no quería básculas cerca, necesitaba una hora por paciente, no quería usar mesas de despacho que separasen a los pacientes de mi, coloreaba, recortaba, jugaba… No parcia que fuese muy rentable en los dos lugares en los que trabajé después de estudiar nutrición, nutrición deportiva, herbodietética e inteligencia emocional, vaya…. ¿Dónde has visto a una nutricionista jugar con Playmovil en las consultas? (me dijo mi última jefa).

Aun así, cuando me fui, la gran mayoría de mis pacientes se las arreglaron para encontrarme y animarme a seguir, pero sola, a mi bola, como todo en mi vida…. Y así, nació NUTRITÁNDEM, que no es otra cosa que un tándem potente en el que se sube la alimentación y la salud de tu mente.

A lo largo de ocho años, después de casi más de 500 pacientes, he comprendido, observado y asumido que tras el desorden, tras la no organización, tras la frustración, tras ese «el lunes empiezo» y tras el «yo soy así«, tras el «he hecho ya muchas dietas y siempre vuelvo a lo mismo«, el «esta semana lo he hecho fatal«, el «¡No he bajado nada!» etc…, hay mucho más, y mucho de ese «más» tiene a ver con tu alimentación y con tu mente o… mejor dicho, lo que denominamos «radiomente«.

Espero que me entiendas, no quiero agobiarte… Pero necesito que te quede claro que si estás aquí en mi web quizás sea resultado de que ya te has dado cuenta que la tu relación con la comida es, quizás, como cualquier otra relación de tu vida (la que tienes con tus padres, hermanos, pareja…) y que puede ser truculenta, con altibajos, tóxica, placentera….

Mi único cometido aquí es facilitarte todas las herramientas necesarias para que dejes de «controlar» tu alimentación y empieces a «gestionarla» desde el respeto y amor propio mediante talleres y jornadas que puedes contratar, tanto a nivel particular como componente de asociaciones, empresas, etc….

También, desde hace poco tiempo, he ampliado mi servicio y puedes disponer de la opción de que yo te confeccione tus menús durante un mes con el fin de mejorar tu alimentación. ¡Las ideas son la clave!

¡Inicia tu cambio por que te amas, no por que te odias! ¡Eres mucho más que un numero en una bascula!