Judit Albella

Home » Our Team » Judit Albella
Psicología adolescente y TCA

Hasta el día de hoy, no pasa que no me pregunten cómo he llegado a tener la profesión, Máster, especialización…
Pues hoy voy a resolver esas dudas.

 

Empezaré con la entrada al instituto y mi fracaso escolar, caracterizado por notas muy justas y desmotivación por un tubo. Se podría decir que aprobé la ESO esforzándome en un solo curso y con ayuda del claustro.
Como a todxs, siempre me decían que tenía capacidades, pero adivinad… ‘vaga’. Recuerdo un par de profesores que supieron entenderme y de ahí saqué fuerzas y logré salir con el mínimo exigido a los 16 años, un sufi y una suspendida, pero con el graduado escolar.

 

Aún recuerdo ese día, me emocioné tanto que empecé bachiller. Pero seguía sin ser lo mío, así que dejé los estudios y a los 17 hice un ciclo medio de Administración y Finanzas y me puse a trabajar.
Jamás creí en ir a la Universidad, había desistido de ser psicóloga.

 

Un día, con mi título del ciclo en la mano, me hablaron de la prueba de acceso a ciclo superior.
Sin dilación, me dirigí con mis 18 años a la Escuela de Adultos, me habían hablado de un ciclo nuevo ‘INTEGRACIÓN SOCIAL’. Me decidí por ir a clase y prepararme para la prueba de acceso. La motivación por las materias no era lo mío, mi asistencia a clase brillaba por su ausencia pero me presenté al examen y ¡ZAS!
¡Apta! Me llamaron por teléfono para comunicarme la nota, aunque mi escepticismo me hizo mirar la lista y corroborar lo que me acababan de decir.

 

Et voilà! ¡Allí estaba yo! Con 19 años y empezando un Grado Superior. Mi primer examen fue la
prueba de fuego. Pensé: “¡Si apruebo el primero, ya está!”.
No paraba de decirme: “¡He accedido a un Grado Superior!

 

Y así fue, dos cursos más tarde, y con nota media de notable, me apunté a las listas de admisión de Psicología.
Ese julio, aún recuerdo, trabajando de monitora de casal de verano y en plena guerra de agua, me llegó un mensaje de texto que decía: “Ha estat admesa a la Facultat de Psicologia de la Universitat Autònoma de Barcelona”.
A los 21 me encontraba empezando una carrera. Por miedo, y como que lo compaginaba con el trabajo, me matriculé de menos asignaturas.
En mi primer examen volví a mi estrategia: “Si apruebo, nada puede salir mal”. Y otra vez ‘ZAS’. Suspendí: 4,8. Lloré como una fuente eterna, pero seguí.

 

Fue duro, trabajaba, estudiaba y jugaba a fútbol. Jamás falté a entrenos por estudiar (era mi forma de organizarme, al no tener hábitos, no tener tiempo provocaba que lo aprovechase).
2013 y graduada en Psicología, trabajando como Integradora Social, empiezo a combinar ambas profesiones hasta que, finalmente, decido centrarme en una de ellas.
Empiezo Máster General Sanitario.

 

Un día, hablando con una amiga de la carrera, a la que le pedía consejos sobre hacerme autónoma, me habló sobre un Postgrado en Psicoterapia Breve Estratégica que impartía la Universitat de Girona, ni idea de lo que me explicaba, me hablaba y me sonaba a chino.

 

Me informé, me la jugué y decidí formarme y especializarme en ello.

 

Fue como amor a primera vista, me alucinó ese estilo de trabajar con las personas.
Enero de 2021, de aquello han pasado ya unos años, y aquí estoy. Poniendo en práctica mis 34 años y los libros devorados para poder seguir trabajando con personas.

 

 

Si necesitas hablar conmigo puedes hacerlo aquí:

 

IG: psicologia.juditalbella

Teléfono o WhatsApp: 722263062

o visita mi web www.psicoestrategic.es