Comer sin cocinar. Ideas saludables.

A menudo lo que nos lleva a hacer dietas erróneas y menús inadecuados es sencillamente que no hay ganas de cocinar. El problema en estos casos es que acabamos picoteando cantidad de productos que aportan energía y poco mas.Tener un poco de imaginación ante las pocas ganas de cocinar es el único recurso que realmente se necesita, imaginación y unos cuantos conocimientos, claro…. ¿Quieres saber cuales? ¡Sigue leyendo!


La norma por excelencia:» El plato improvisado debe aportarte exactamente los mismos nutrientes que ese menú cocinado que no vas a hacer, es decir, carbohidratos, proteínas, vitaminas, etc…»

Ideas:

1. Tostadas con queso y uvas. Frutos secos y yogur.

2. Ensalada de mozzarella, tomate y aguacate. Fruta para postre y pan integral.

3. Ensalada de lentejas, tomate, endivias y atún en conserva al natural, de postre un yogur.

4. Humus, tiritas de zanahoria, palitos integrales y de postre una fruta y un yogur.

5. Espárragos en conserva, huevo duro, tostadas y fruta.

6. Ensalada de tomate con atún al natural y espárragos, pan y queso fresco.

7. Tostadas de jamón y queso, acompañadas de rúcula y de postre una fruta.

Y ahora con esta información haz lo que quieras, pero que no se diga que nadie te lo había dicho.

Un saludo,

Yhasmina