Deporte y cómo implementar el hábito

Quizás conseguir tener el hábito del deporte es una de las cosas que más trae de cabeza a la población en general…. En este post de hoy te cuento algunas estrategias que puedes usar para conseguir implementar este hábito en tu vida. ¡Léeme!

Primeramente quiero hacer una diferencia entre una persona con «mentalidad deportista» y otra con mentalidad «competitiva«. La persona con el primer tipo de mentalidad suele ya tener mucho tiempo a sus espaldas practicando deportes en general, correr, ir en bici, andar, nadar, escalar, gimnasio, etc… Son personas que tienen el hábito de hacer deporte sin más pero no están enganchadas a nada en concreto, tampoco necesitan ponerse a prueba y van hacia lo que les motiva en ese preciso momento y lo hacen. Es fácil encontrarlas un día sobre una bici, al siguiente en lo alto de una cima y unos meses después enganchados a una pared. Por lo tanto podríamos decir que estas personas tienen el HÁBITO DEL DEPORTE pero no el HÁBITO HACIA UNA ACTIVIDAD DEPORTIVA EN CONCRETO, y tanto un hábito como otro es igual de respetable, pues la finalidad es la misma, incluso podría decir que el «hábito al deporte» puede ser inclusive más saludable que el segundo pues normalmente el segundo va acompañado de «competiciones» las cuales generan mucha ansiedad, que también gratificación, pero ya te digo que para tener una competición afortunada antes te has tenido que llevar muchos desengaños en otras y es ahí donde aparece la frustración. Bueno, eso es otro cantar….

Ahora bien, si todavía no tienes el hábito de hacer nada, las personas que te he descrito con anterioridad te parecerán seres de otro planeta y que viven en otro plano astral. ¿Cómo voy yo a disfrutar sudando y sufriendo si no soy capaz de lograr salir del sofá? Bueno pues te cuento….

Haciendo deporte se sufre, no te lo voy a negar. Pienso que a nadie le gusta sudar, sufrir, sentir que el corazón te sale por la boca, saber que en cualquier momento te puedes caer al vacío (aunque vayas atado a una cuerda), arañazos, agujetas, dolores en lugares que desconocías…. sí, todo eso sucede, y es horrible, incluso la sensación de sudar andando a paso ligero lo es, pero debemos hacerlo por que nuestro cuerpini esta diseñado para moverse, no para estar sentado frente a un ordenador!

Una de las primeras cosas que te recomiendo es que BUSQUES Y NO TE CIERRES A NADA.
Buscar y experimentar es esencial en todos los ámbitos de la vida, por eso en el cole tenemos asignaturas distintas, por eso en la vida nos encontramos con diferentes parejas y por eso también, en cosa de actividad deportiva, te recomiendo que si aun no sabes lo que de verdad te gusta, experimentes.
Vamos a ver, no a tod@s nos gusta correr, por lo tanto no te obligues a hacerlo. Si no te gusta no lo hagas, busca otras cosas, qué tal algún tipo de danza? ¿Te gusta la sensación de riesgo? ¡Por ahí puedes tirar! O por lo contrario te va más una actividad dirigida? ¿Spinning? ¿Pilates? ¡Simplemente pregúntate y lánzate a ello! Que empieces a hacer algo no quiere decir que tengas que estar haciendo lo mismo toda la vida…

Lo segundo que te recomiendo es que ESCUCHES A TU CUERPO y no, no va de que si te cansas tengas que párate, va de que comprendas que en cada momento de la vida te va a gustar hacer una cosa (por norma general), por ejemplo, a mi en particular cuando era pequeña me gustó mucho nadar, en la juventud buscaba más el riesgo y la adrenalina, en un momento difícil en me enfoqué en correr y más tarde, en momento complicado de mi vida tras una pareja tormentosa, me metí en un gimnasio y me motivó levantar peso. ¡Esto es así! En cada momento tu cuerpo te va diciendo lo que de verdad te motiva, y como te comento en el primer punto, no te cierres a nada ni te obligues a siempre hacer lo mismo.

Otra cosa que te quiero comentar es que DEJES DE BUSCAR EL MOMENTO IDEAL PARA EMPEZAR, por que ese momento nunca llega, supongo que ya te habrás dado cuenta…. Creo que eso de «lo ideal» es una ilusión que nos creamos como excusa, simple y llanamente.

EL ESPACIO PARA EL DEPORTE SE CREA «HACIÉNDOLO», la excusa del tiempo es mas vieja que el hilo negro… Al igual que te marcas unas cosas en tu agenda también puedes marcarte un espacio fijo para lo que quieras hacer en este campo y ejecutarlo! Sencillamente es una cuestión de prioridades, y tu bienestar debería ser la primera de ellas.

TÓMATE TU TIEMPO, no pretendas estar en el top de lo que hayas elegido de hoy para mañana. El cuerpo necesita adaptación, pero eso no significa que en cada sesión no intentes dar lo mejor de ti.

Y sobretodo, NO ATES TU MOTIVACIÓN A NADIE! 
«¡Tengo una amiga y ahora vamos a andar, lo hemos decidido, así nos motivamos!» ¡Esto está genial! Pero es una arma de doble filo, por que atas tu motivación a la otra persona, qué pasa el día que la otra persona no quiere ir? Pueden pasar dos cosas, la primera es que tu tampoco vayas y la segunda es que vayas y aguantes unos días y finalmente lo dejes. Empieza por ti, sigue por ti y hazlo por ti, si luego tu amiga se quiere sumar muy bien y si no tu sigue a lo tuyo.

¡Espero que te haya sido útil!